“Existe una tragedia silenciosa de la que nadie habla”, advierte una famosa terapeuta